Translate

viernes, 14 de diciembre de 2012

Cara a cara

Desde el junco que abrazaba la vida,
sembraré la tierra de jazmines y fresias
entregaré mi sangre en cada siembra,
pagaré el tributo de mi herencia,
No he de doblar mi rodilla al imperio
ni he de quejarme frente a su fusta,
dejaré que el corvo enfrente mi sueño,
cara a cara con mi muerte, ojos en alto.

Volveré de la tierra para abrir el surco
el que se ha negado con fuerte inclemencia
pariré en mis entrañas al nuevo guerrero
ha de ser el último verso que para.
Enfrentaré la garra a corazón descubierto
heredaré la risa a tan ruin desconsuelo
mas, se que la diestra no ha de segarme
coraje de antaño, legado a mi gente.

Volveré de la tumba entre canciones
con un verso naciente a medio camino
resurgiré de las cañas con los caídos
fuerza del puma, graznido del cóndor.
Vendrá el viento nuevo cordillerano
mostrando la sangre que no puede extinguirse
que la semilla que impones…
en la tierra, jamás será designio.









Certidumbre


Hora de promesas en dulces sueños
jardines de ilusiones en corazones infantes,
corazones naufragando en manos principiantes.
Mas… mis ojos han visto la quietud del silencio
de tus ojos dormidos, hacia los sueños
de esperas vacías, al descubierto,
la tierra seca de este jardín sin universo.
Más… la sangre corre en ambiciones desgastadas
en casi sin sentido, de noches y sus fríos
lágrima de niño, que madura frente al nido
vacío de sueños de esperanza y juegos.
Entonces se niega el alma en lo insoluble
del verso cotidiano, del pan que sacie el hambre,
del bolsillo vacío, de la guerra y sus destinos,
manchas de adoquines, en absurdos sin sentido.
Entonces el dolor arremete como el río,
cuando la cárcel que lo apresa reventó su vil destino,
la bomba que ametralla la conciencia e inconsciencia,
Navegan en la esfera de una lágrima también esclava.
Se entierran las manos , en el surco cándido
la oración sella los labios, cual siniestra mueca
los pasos fenecen, cual planta bajo el sol sin agua
la risa se me borra cual pintor sin acuarelas
el corazón se me ajea frente a una falsa promesa.
Desentierro soles que solo son culebras,
desentierro sueños ficticios sin promesas,
desentierro niños extraviados sin inocencia,
desentierro flores con espinas que sangran.
Vuelvo al mar la vista cual condenado a su verdugo
pidiendo que alivie el tormento de mi sino,
veo sombras que se esparcen por la tierra con egoísmos,
el mendrugo se convierte en una arpía que bebe de mis venas,
de tus venas, de la de ellos y le llaman imperio,
entonces el grito desgarra quietud en el silencio
me sobresalta, me despierta…aun nos queda tiempo
cambiar este gris poema en tan solo, un mal sueño

Derechos Reservados



domingo, 4 de noviembre de 2012

Me quede


Me quede en el espacio del tiempo suspendida,
en el beso que tu boca prodigó en el silencio.
En ese silencio que abrió las fronteras de mis risas,
en el nacer del nuevo día como ayer, como antes
volver a renacer en el suspiro de una entrega,
de ese momento en que solo fuimos uno,
uno más allá del universo, de las palabras,
más fuerte que la misma poesía,
de las lágrimas, del tiempo con amaneceres
opacos, alegres, distintos, el nuevo día.
Me quede casi sin decírtelo en el impase
de una espera llena de recompensas,
de un dolor que se alejaba entre tus besos,
renací mil veces como antaño, como nueva flor
desde tus manos, de ese silencio caprichoso
que otorga el amarnos, el sentirnos
el volver a ser uno
el volver a sentirte mío…
Me quede recogiendo margaritas entre tus labios
para dormirme plácidamente entre tus brazos,
despertando al alba con nuevo canto,
con la semilla que sembraste en mi campo.
Me quede tan solo para verte dibujar el día
en conjunto con mis manos.

La caida

El día asoma canto gris desde el cielo,
las perlas caen en triste soneto,
con su serpentear melancólico
el canto lúgubre del triste destino.
La angustia denota en rostros
demacrados de luchas,
pasiones gastadas, manos ajadas,
nudos que aplastan el símbolo propio.
El gran Roble padece… el silencio,
las aves han huido de su triste destino,
la corregüela que sube desde su seno,
cual amada fiel abraza su sino.
Las manos golpean con ruda impotencia
llantos arcanos de espíritus que duelen,
frente, el gran monstruo con gigante sierra
amenaza la vida y nos condena.
El bosque tiembla esperando
el Roble desafiante, frente a los hombres,
la vida no sigue curso, se detiene un segundo,
el grito del indio, que clama en silencio,
piedad a los dioses, perdón a la tierra,
derrumban la vida, mi vida y la de otros.
Nos roban el bosque
la vida y los cachorros
…que será de la tierra
que será de mi hambre
quien nutrirá de sombras
frente al calor agobiante
quien volverá a la vida
todo este paisaje
quien recuperara el aire
cuando el ultimo roble muera.
Las manos del Indio aprietan la tierra
como el grito de una madre
que ha perdido a su hijo
robado de su vientre
con el aullido del viento
se esparce cual cobarde
el temor en humanos
que sienten que ya es tarde
para elevar la plegaria
que nos salve y los salve.

martes, 30 de octubre de 2012

No puedo

Quién puede librar el mal,
cuando el llanto arremete
y anida en el alma sus besos,
quién puede curar la herida
que flagela
con su aroma, ausencia,
acaso tu voz
viajara desde praderas
cruzando distancia
para destruir lo que tus manos forjó.
El ultimo tallo de la esperanza
se envuelve en maleficencia.
los gritos de la esperanzas
sucumben en un jardín diezmado de ilusiones.
Entonces mis ojos ven
lentamente como se muere el sol
aun encendido,
pero mi alma absorbe el veneno
de la oscuridad
me envuelvo, me pierdo
hasta que decidas
sacarme de allí.

domingo, 7 de octubre de 2012

Entresueños

Estampe con mis labios un beso en el aire
para regalarlo claro puro inocente,
desde mis ojos a tu voz apartada ausente
en el vuelo de un zorzal presente.

Te deje un verso diferente, no escrito
con toda la emoción que llenara mi pecho,
desnuda a flor de piel cual vestigio,
de una huella marcada en algún sendero.

Regale de mi boca la sonrisa serena,
clara, sencilla, tejida de tierra
para dibujar amapolas, jazmines y estelas
en tu mirar de hombre perdido sin fronteras.

Me entregue en un suspiro goce de vida
fruta de jardines a un paladar sin medida
vino de embrujo, desnuda maravilla
pétalos sin piel me hallaron dormida.

Abrí el portal a todos los misterios
cuando tus labios sellaron mis musas,
que invocaran mi pluma, al cruce de tus ojos
perdí para encontrarme, en un sueño de fantasmas.

Derechos Reservados


jueves, 27 de septiembre de 2012

Colision

Beso frío, en el grito desesperado,
sombra de un niño desfiguró la tarde
sostuvo el péndulo la vida un instante,
de los inocentes en la marcha fúnebre.
Lagrima ardiente en rostro de madre
del hijo, de la mujer, compañera solitaria,
abrazos de aire, junco sin flores
verano desierto, sin sus fulgores.
Danza sombría, noches sin luna
cruento instante, cicatriz a porfía
sesgó la noche, marchitó el día
manos que pierden sentido sin cuna.
Acaso se puede vivir con la culpa…
Borrada de noches de juergas,
volante de un tiempo lleno de ausencias
lucidez que pierde, copas de inconsciencias.
Corona el embrujo maldita noche
paso de sierpe fría robando vidas
piel sin abrigo, falta de roces
herida sin canto, momento de ortigas.
Secreto de copas, arrogancia ignorante
pretérito de almas perdidas en espinas
que adornan cual Cristo doliente
la acera, la calle, un niño sin padre.

Derechos reservados

Silencios

Mi silencio es el sello de sentir diario
converge la vida en mis ojos cansados
destiño la nada que naufraga en el viento
de un tiempo ceñido a mentiras y versos.
El enredo entre copas vacías del verbo
donde vomitan el elixir de un te quiero
entre sueños y flores desgastada sin cuerpo
enmohece la estatua de un morir sirviendo.
Entonces me niego a seguir este cuento
vivir la mentira mediocre, un lo siento
se erradican sentires, llora mi alma
acaso este sustento me sellará el habla.
Un grito tendido cual prendas al viento
beso moribundo en tus pasos plegados
raíz de fría tumba que envuelve
un te quiero, un te amo, un lo siento.
Mas entonces se danza entre juegos
el fuego, el agua, el aire, el tormento
los ojos no se abren cual si fueses un ciego
hora de vivir, en este morir sintiendo.

Derechos Reservados

jueves, 9 de agosto de 2012

Después de los sueños

En sus ojos dormían mariposas
arrullaban su sentir las hadas
la muñeca no dejaba de danzar
su corazón sincero al amar.

Vinieron ellos con sus corvos
segaron los sueños,
anidó en su boca el hambre
cuando se fueron sus duendes.

Su jardín de estrellas
moría con el suspiro mordaz,
enjambre engarzado de hadas
en su fusil cubierto de espinas.



martes, 7 de agosto de 2012

Pilar de rozas

Eran dos en el camino de pasos desvencijados
por el pasar ausente de un tiempo que no frenaba aires,
eran dos y el amor rutilaba entre risas ajeadas
por el pasar del sol entre las cañas y el sembrado.
En las fonolas , el tronco del eucalipto al fuego
paso a paso entre charquicanes y caldillos
eran tiempos, manos, fuerzas, creación de adobes
portentos en raíces de sabia generados.
En el credo sustento de un amanecer continuo
de noche mirando las estrellas junto al fogón
abrazados en sabanas de saco, aislando al frío
al hosco invierno que huía en el callejón.
Eran dos en el camino, en el cruce del puente
de una vida de largos inviernos con manos atadas
en un sentir profundo de destinos y cariños
eran dos cada mañana en el cacarear del alba.
El beso del pan amasado diariamente con sus manos
el despojo de sentirse uno del otro
en aquel sembrado que cambió la pala por un teclado
que cambió la ordeña por delantal blanco.
Esas risas cultivadas desde las viejas manos
cuya fuerza, temple altivo modelo cual alfarero
la siembra de los pasos hacia el tiempo futuro
de aquellos gentiles, los nuevos corderos.
Mas el tiempo cruel dejaba esquirlas en sus cuerpos
pasos más lentos cansancios y enfermedad
eran en una noche de mutuo acuerdo
aves en vuelo al cosechar otros suelos, en aquel lugar




Sombrera



Tantas veces morí en la huída fugaz
elevé mis alas para volar
me alejé de ti, sin saber un porqué
tus manos en las mías aparté
para vivir mí condena.
Mas se me escapo la risa
de mis labios cansados,
se me alejó el sol, de mi mirar perdido,
la vida pareció huir sin tus versos.
Tu voz, tu aliento, tu vida
adentrando en mis sueños,
heme otra vez, perdida en tus letras
en tu metáfora, en aquella
que cuando danza con su pluma
dejo escapar para ya no ser yo.
Ser la otra, la que vive en un verso,
que sueña con la metáfora
la que se encierra en el jardín de los sueños.
Quizás, para huir de la vida
de la mediocridad de ser,
sentir la impotencia de la fiebre,
esa maldita fiebre que me arrasa
en noches de insomnio,
cuando me pierdo y te encuentro
en la punta desmedida de un verso que escapa
furibundo, mentiroso, real… incierto.

miércoles, 27 de junio de 2012

Que va quedando de mi país

¿Qué va quedando de mi país?
aquí dentro
donde el polvo, la tierra
se tiñen al paso del hombre libre.
¿Qué va quedando de mi país?
¿Qué va quedando?...
Donde entierran a sablazos la cultura
donde venden en millones la ignorancia.
¿Qué queda del hombre llamado campo?
¿Qué queda de la madre llamada tierra?
¿Qué será del hijo llamado indio?
18 de Septiembre, ¡viva la cueca!,
18 de Septiembre banderitas tricolores,
18 de Septiembre parada militar.
¿Que va quedando de mi país?
Acaso grietas del pasado ya perdido
¿Que va quedando de mi país?
si hasta el nombre Chile me sabe a extranjería
me sabe a manzana y uva de exportación
me sabe a trascendencia vencida al consumismo.
¿Qué va quedando de mi país?
En mi propio país
Es que acaso las fronteras
se volvieron hacia dentro
y rebasa mi paciencia
el ver como languidecen
los colores del Copihue
pisoteando con monedas
la sangre de mi Arauco.
¿Qué va quedando de mi país?
Solo una tierra apetitosa
para los que aun nos colonizan.
¿qué va quedando de mi país?
Aquí dentro de las fronteras
donde mi nombre se dice Chile
donde la madre se llama cueca
donde la vida se llama pueblo
donde los hombres se llaman niños.
18 de Septiembre viva la cueca
18 de septiembre banderitas tricolores
18 de Septiembre parada militar
¿Qué queda o que ya no, nos queda?
¡ Aquí dentro en mi país



!

No existe paz

Canción
No existe paz
en hermanos que destiñen miradas
en aquellos que forman rejas
para abarcar más.

No existe paz

En aquellos que juran amor eterno ante un altar
y desfloran un beso en el adiós antes de empezar.

No existe paz

Somos como bestia en la ambición
no importa pisar al mas pequeño.

No existe paz

No somos capaces de volver a empezar
somos constructores de este ritmo actual
no se unen las manos para la ronda empezar
ya no existe paz
no existe paz.





martes, 19 de junio de 2012

Lagrimas

Por Paraguay


Cuando las fronteras
vieron la luz
de la noche ensangrentada,
se cerraron al llanto...
Llora mi corazón por mis hermanos,
llora de impotencia mi pluma,
que no te servirá de consuelo,
que no sellará tu herida,
que no devuelve el hijo al vientre.
Mi musa no quiere danzar…
Llora mi pluma Paraguay,
llora mi alma de impotencia.

Por un Adios

El amor abrió tantas veces sus ventanas del alma,
juro esta vez quedarse junto a ese portal,
quedarse hasta la muerte si era necesario
sus dichos sello en los labios de su amado.

Por mi Arauco

Agua del campo,
hermano del árbol.
Yo soy Arauco,
dormito en araucarias
Mientras mi canto
llora en mi sangre,
mientras el surco
desangra en mi voz.

A mi madre

Siempre pregunte como era la ausencia
disentí y rebusque entender sentimientos,
nada puede enseñar la ausencia de un beso
no se mitiga la ausencia a fuego de recuerdos,
se empañan los ojos, se nubla el pensamiento
se canta dolida quizás los más heridos versos.
Me perdone la vida por detenerme un momento
a buscar este día entre soledad y recuerdos,
un verso que lleve mi sentimiento más pleno
para mi madre querida que viajo ya tan lejos.

Al amado

Muchas veces viniste, frente a mi puerta huiste
por las fronteras de los silencios,
no supe que allí estuviste y al soledad anido las voces
y el canto se volvió metáfora en la búsqueda de un desencuentro...

A la ausencia

Cuando los pasos se agotan, y el camino se hace mas largo escucho tu voz cual murmullo del viento en el bosque y vuelvo, con tu canto, con tu risa...veo que los días se hacen largo en tu ausencia



martes, 29 de mayo de 2012

Cómplice


El silencio de la voz es la impavidez de mi grito tempestuoso

se me hace que la invalides es la demora de mi paso riguroso,

se me hace que el tiempo solo es una metáfora de la vida,

en que juega el estupor la avaricia y la envidia.

Entre estos laureles aun se manejan arlequines,

el prodigio de una fe que me embadurna en mentiras

en un sueño inexistente para la inocencia

la mano del villano que corrompe al nacer la conciencia.

Las bestias se comen los arboles para edificar el concreto,

se dice que el culpable tiene símbolos escritos en papeles verdes

mas yo se que también soy culpables de este crimen en secreto

de iniquidad, me acuso de inoperancia cuando no vele por mantenerte en pie

se que de noche errabunda el grito tormentoso de un ángel que nadie ve.

Cristo que se crucifica cada año para satisfacer una inexistencia de ser

todo se vende entre el estupor de unos pocos y la pasividad de miles

en mis letras viaja un grito iracundo que muere en los brazos de mi musa

en sangramiento impotente, tinta verso que imprime la pluma.

Corazón marchito en la quietud de una rama quebrada

dolor de tantas guerras que solo dañan la quietud de un beso nacido del alma.






lunes, 28 de mayo de 2012

La cuna



Acaso puede levantar un juicio aquel cuya piel
no supo de tu nombre
aquel que olvido en los jardines de la mirra y el incienso
tus pasos
aquel que olvido su procedencia,
castigándote al olvido
hiriendo tu sabia de antiguo consejo,
de amor eterno.
Te quedaste igual esperando por sus besos,
te quedaste igual esperando por su abrazo.
Dijiste te amo aun cuando ya no quisiesen oírte
entregaste tu sabia de pan,
mitigando el dolor escondido en tu lagrimar.
Pero yo no te olvido, ni puedo negarte,
porque viajas en mi sangre,
de ella el sendero de la vida en mi primer llanto,
el consuelo a mis miedos
la cura a mis heridas,
la mano que levanto, mis primeros tropiezos.
Como negarte y dejar la cuna de donde provengo
no beber de tu manantial de conocimientos,
dejar de entender el camino y sus contextos
…No, yo no puedo ni quiero olvidar de donde provengo.
Porque no me avergüenzo de tus hierros
que comparados a los míos
parecen burlas de un loco tiempo,
no me harto de escuchar tus historias repetidas,
entiendo tu necesidad de saber que estoy presente,
Me quedo con tu amor,
con tu sabia, con tus conocimientos
con tu capacidad de amar y dar
aun en la negación de tus derechos
…No, no me olvido de donde provengo


jueves, 10 de mayo de 2012

Pinceladas

Dicen que las musas vuelan de noches
por senderos sin sombras,
de días en lluvia, entre lagrimales ondean,
entre el viento circulan, cual aura celeste.
Mas, si preguntas, donde buscarles
te diré que las musas, solo se encuentran
te hallaran al descubierto, dormido o despierto
cuando menos los esperes, cuando no estés atento.
Veras que resurge el fénix en su vuelo
se materializará la magia, el encanto
proliferara la vida, un verso y un canto”.
II
Silenciare el alba en cada gemido de la nostalgia
caminare sobre las rosas muertas para volver al olvido,
pero no olvidare que mi nombre algunas ves fue tu destino.
III

He de atisbar el viento con olor a canela
he de revisar las hojas que el otoño revela ,
he de buscar en las flores por donde vagan mis musas,
no sea que a hurtadillas lo encuentren y oculten.
He de preguntar a mi pluma si ha visto en su danza
algo parecido a soles y estrellas,
he de preguntarle a la vida por la vida de tu poema,
más si lo encuentro prometo volverlo al instante.
IV
Unto la punta del pincel en una gota de risas para pintar el mañana
trocó los colores del universo en metáforas, notas y las cuerda de la guitarra
ofreció un laberinto de voces que se alzaban en vida propia,
y cada mancha de tinta, un suspiro que de luces rayaba el alba…
V
Volví con la vista al frente para desnudar la traición,
para reconocer el amor en una gota de agua,
para vivir y sentir que soy yo nuevamente,
que no puede el viento deshojar las ramas
sin que caiga la semilla nuevamente
para renacer cual ave Fenix
a pesar del silencio que pretendió cegar mi habla...
VI
Mi sangre rego volcanes
en la indiferencia del ser
mi sangre se esparció silente
cual corriente del río al correr.
soy hija de la naturaleza
marca de tierra llevo en mi ser…

Un beso

Solo un beso que saciara el hambre
de tu boca esquiva, de tu perfil ausente
solo un beso que me sabría a millares
llenando la ausencia de tus ecos fantasmales
Ese solo beso que anunciaría el día
la noche agónica desde la impía soledades
solo un beso que matara esta suerte
marcando el sabor de tu boca en la mía


Secretos

Las metáforas vinieron con tu nombre,
agazapadas en un rincón del paisaje
me miraban incólumes de risas de verbos
pero estaban en un beso que aguijoneaba mi alba
todo transformo silencio entre tú y yo.
Un silencio que nos mentía, el decir,
este amor que inundaba el alma
que navegaba en las venas cual navío misterioso.
Mas la verdad era un juego de sentires ocultos
la palabra amigo,
nació como capricho de un sol escondido
un dedo tapaba el día
entre miradas que se cruzaban
entre corazones heridos,
quizás, demasiados heridos para intentar amar.

Derechos Reservados

martes, 17 de abril de 2012

Desnuda

Cuando toco mi puerta, me hayo desnuda con la cara sonriente,
un verso tejiéndose en las redes de una tela de araña,
una canción navegando por los adobes de la casa,
una risa de niña contando hormigas en el suelo,
un mechón de mi cabello revuelto en sus manos
así vino y me hayo cual presa atrapa el lobo,
Ya era tarde para dejar los pies huir por calles y laderas,
era tarde para reponer la tinta que estampara una letra nueva,
era mi noche recogiendo las estrellas,
era mi sueño perdiéndose en la punta del pincel que goteaba la vida,
esta vida y no otra, la que huía por mis manos, por mis ojos,
por mis pasos, incluso por las notas de mi guitarra
que dejo de entonar, un canto de sirenas
para cantar un tema que me dio vueltas
horas y siglos se derrumbaron en mi mirada,
en la voz de aquel que me llamaba para cantarle su suerte,
o era la mía, corriendo por otros jardines,
despojados de las manos humanas,
era acaso yo, suspendiéndome en el verbo de un adiós,
mi musa cayó de rodillas para suplicar por mí,
mi pluma cual esquizofrénico rayo la noche y el alba,
la lágrima que suspendió la mirada tuya en la mía
guardo su luto, guardo mi luto y el tuyo.
En mi garganta una palabra débil cual pisada de enanos,
escondiéndose de los humanos,
una débil palabra diciendo te amo, te ame, los ame
como si fuésemos uno.
Mas la noche me pregunto quién entenderá mi verso
dolido esta noche de albas…¿Quién?,
Quien sacrificará su risa para sembrarme en el alma
un sueño que disloque los pasos que yo he dado,
en un futuro para sembrarlo, ¿Quién?,
Quien dirá mañana cuando el verbo ya no escriba que te amo
que me importas desde el principio,
que quiero tu paz, tus manos, descansar tus pies del quebranto,
abrigar tus huesos, arropar tu hambre, ¿Quién?.
Acaso tu puedes entender mi delirio en esta hora,
decirme adiós hasta encontrarnos,
cruzar tus manos por sobre el espacio para tocarnos
me dirás te amo, como yo te ame, ¿me dirás…?.
La noche viene y mi delirio me deja viendo
los sueños que no pude sembrar,
las manos que no pude llenar,
las vidas que no pude cambiar.
Me preguntaras si me creí tu dios,
te diré que solo fui parte de tu arenal,
me preguntaras que si te ame,
mostrare mi sangre para decirte que este amor
es lo único que esta noche no se ha de llevar,
nada, mi voz, mis sueños, la noche y quizás aún…
Quede en el aire mi voz contando estos versos,
nacidos del corazón, del lagrimar, de la piel,
de la vida, tu vida, mi suerte, mi muerte…
Esta que borra mi camino, mi huella, ¿me recordaras?
¿Hablaras de mi…?
Que será mañana mi nuevo caminar, sabré de ti
del amor que sentí,
Te lego todo lo que soy, en esta hora, ya nada soy
pero en ti mañana siempre seré mas.

Derechos Reservados

miércoles, 14 de marzo de 2012

Tu soledad

I


De pronto, tu soledad arrasó, la puerta arañando mi karma
quedo en girones un sueño, descarnando la brisa de tu mañana,
arremetieron los demonios de la casta exacerbada de ausencia
y tu ojos lastimados, hirieron a fuego lento con su mirada.
De nada sirvió la barcaza que mi desesperación generaba
libere a pecho abierto los gorriones del alba,
beso comprometido con la sangre de la esperanza,
suspiro matutino que la palabra amor sembraba.
Mas arremetieron cual cascada tus lágrimas
desenfrenó duelo el caudal de una armonía desesperada
se adentraron los demonios cohesionando mi templanza
lloró conmigo la noche en una copa de bayas.
La soledad brindo tu herida, la abandono en mi casa
tu ira bailo conmigo, hasta desgarrarme el alma,
me quede en un suspiro prendido cual broche a mi calma
mientras un café se pierde, en una mesa del mañana.

II

Navego en mi desierto tu soledad en llamas
hiriendo los pensamientos cálidos de la mañana
hoja a hoja desangro el espíritu indomable la cascada
cual si fuese un libro que desmontara el alba.
Los secretos de tu boca me partieron el alma,
a solas quedo la vida obnubilada en mil lagrimas,
tallé la risa de tu desconsuelo, en mi mirada
el Ángel viajo ciego por mi horizonte y su mañana.
Viajo por limbos arcaicos de quebradas malogradas
donde funden los sueños temidos de la desesperanza,
para variar el eco agónico de una pisada,
entre dos besos ausentes, la ausencia y la nada.

jueves, 8 de marzo de 2012

lontananza

Cuando me negaste en este beso pensaste en el tiempo dado,
en las noches de ausencia en que te buscaron mis manos,
acaso por un instante viste, el vestir ajado de la noche por mis pasos,
la mirada inquieta, el latir apurado, al buscarte entre mis desvelos.
Dijiste amor, más por el ojo de una aguja se cerró el paso de tu palabra
nada diste de lo que yo he dado, no fuiste entrega, ni pan diario.
Yo me transformé en agua en noches de sed para tus labios
acuné tus sueños cual si fueses niño asustado,
otorgué mi alma en cada beso desenfrenado
te di mi vida como ofrenda; amor entregado,
pasé las pruebas que la vida nos fue otorgando.
Pero el silencio quebró rama de este gentil árbol
no dejó bosquejo para recuerdo, tan solo un sentir amargo
hoy, las notas de mi canción ya no te evocan
la pluma le negó a la musa la danza para tu mañana
tu reproche me suena ajeno cual invierno y sus tormentos
desaprueba el rio, el verde, el sueño de mis palabras,
la ausencia solo produce censuras a un ángel y su mirada
figura emerge en la lontananza del sentir febril de un beso ausente.

viernes, 3 de febrero de 2012

Retrato de un hijo

Si existe algo por lo que debo dar gracias
es por tener tu sonrisa, tu mirada, tus besos
el tiempo se ha hecho grande desde tu caminar temeroso
y los pasos se han puesto diestro
como el cambio de tu sonrisa, de tu mirada
ya no corres a mis brazos cuando sientes miedo,
es que los años han pasado y con ello ha venido el cambio
de crecerte, de crecernos, de sentirte hombre,
ya mis manos son más viejas y más lentos mis pasos
mi pelo tiende a sentir que el invierno viene.
Son tantos los cambios de tu niñez a la hombría
tantos días de desvelos, de juegos y cuentos
que van quedados guardados en la gaveta de mis recuerdos.
Pero si hay algo que se mantiene como el aire que respiro
es el amor cuya luz no sabe de cambios, no envejece, no varía
no sabe de crecimiento, ni entiende de hombrías,
no conoce fronteras, ni se ajea con el tiempo…
Porque cuando viniste a la vida este amor se transformo en eterno.

jueves, 2 de febrero de 2012

Sombra del pasado

Anoche rebatí el duelo de mi pecho
busque el aureol de una incierta sombra
incógnita falacia de estarse presente.
Recorrí el silencio de las miradas,
las voces que no vinieron,
los besos que no estuvieron,
la ternura que no llegaba.
Me refugie en los brazos del llanto
por un instante el sueño pareció cierto,
más la brisa acogió mi duelo,
mientras el agua caía de la quebrada.
Incertidumbre que deja la desilusión
no volví para mirar su rostro,
me negué a rehacer pasiones,
me aleje cual sombra con la luz del día.
Vagabundee los pasos multiplicando el cansancio
para borrarte, de mi credo, de mi espacio,
deje la vida por un minuto en la estación del tiempo,
quizás mañana vuelva en ese vagón descalzo
mi sonrisa de ayer, mi fragancia de amor.
Ahora solo rueda el llanto por la estrechez del campo
sangran el puño que azota la tierra,
la voz se quiebra en el aire de un porqué.
veo entonces la zarzamora llora conmigo,
el rosal destiñe sus flores en rebeldía,
el zorzal se niega a desplegar el vuelo
los días se han cubierto de nubes negras
y mi grito se encierra en el calabozo
que se transforma este pecho roto
este dolor que se anida, que se engarza
que se aferra cual cicatriz en el alma
ya no me quedan lágrimas para derramarlas
ya no me quedan risas para sembrarlas
me queda la incertidumbre de una sombra incierta.

La fuerza de la raza

Frente al espejo la imagen cansada, agobiada,
las lágrimas en metáforas negadas,
el sueño de un enfrentamiento con mi otro ser.
Las preguntas navegan por mi cara
como si lavara afrenta de resquicios de venganzas,
me niego al ser, a ese que se agota de mil mañanas de luchas,
me niego frente al espejo… debato
mi ser con las horas bajo el sol,
con el hambre, con las guerras, con la sucia indiferencia,
con el absurdo conclave con que han bautizado mi raza,
con las promesas varias de aquellos que nutren sus riquezas
en la mirada absorta del que necesita creer en un sueño.
Del que necesita seguir sobreviviendo a esta marginalidad completa
este ser que frente al espejo se niega a seguir,
le reto con mi voz, le canto a la vida, le entrego mis días.
Y me entrego al amor de noche en sabanas de saco,
me envuelvo de un tejido de piel nueva resistente
al embate que me entrega un imperio misterioso, maldito,
de clanes que vinieron a socavar las ilusiones.
Pero no conocían de la resistencia en la sangre
la fuerza del roble que navega en mis venas de araucarias,
las olas que imperiosamente necesitan del viento,
del clamor, de esa casi extinta mística ancestral.
Pero no han podido ensuciarme el ser, con su retorica falacia,
truhanes del dinero, vendidos, arcángeles de un infierno
que pretende lacerar mis tierras con mas masacres.
No dejare que estallen las guerras de ser preciso
extinguiré mi sangre, para ofrecerla en nuevo sacrifico
al padre sol, a mi madre Gaia, para que se revele toda ,
de ser preciso negare esta imagen romperé el espejo
para demostrar que el tiempo no desgasta mi fuerza,
montare en mi alazán y saldré a recorrer la tierra,
para defender la paz, para recobrarla,
uniré mis manos con la tierra, con la vida, con la lluvia.
Seremos uno, entre miles de camino las voces,
las manos, los pies que danzaran para elevar
este nuevo triunfo de la esperanza…
Frente al espejo la imagen del puño que azota
que destroza aquel vidrio que pretende imponerme
una verdad inexistente ya…
frente al espejo que no refleja un grito imperioso
que derrumba las fronteras, para mostrarnos una sola tierra.

Tajado en la sangre

Cuando la voz se hace necesaria mas allá de las letras
mas lejos que el canto, que la danza y la metáfora,
escapo por las ciénagas de calles oscuras, ruidosas, perdidas,
me enciendo con pasiones distintas que cobijan al hombre,
en un grito desnudo, en un caminar lleno de esperanzas.
Manos vacías que aun crean nidos, lágrimas de esperas,
cenizas de cultivos que renacen cual fénix místico,
para regocijar la alegría de un nuevo amanecer,
creado por manos llenas de barro, de cicatrices y redes.
Entonces entiendo el canto que vive en mi centro
descubro motivos de un porque soñar,
descubro tu rostro entre tantas injusticias
irguiéndose orgulloso, solo, cual mancebo nacido
de una gitana virgen, descubro tu nombre
tajado en las olas, en el aire, en las hojas de los arboles.
Como guerrero te defiendo sin lanzas, ni odios
con mis esperanzas erguidas en mi mano,
apretó tu nombre, lo enmarca mi pecho.
Entre lágrimas, risa, consuelos y desvelos
yo te nombro con fuerzas, te bautizo y te recojo
nueva bandera que flameara en principio de tiempos ya idos
que renacen en un solo eco,
que te canta Libertad, que te nombra Libertad
que te exige Libertad…libertad.